viernes, 11 de enero de 2008

Dedicatoria del libro

o=1


Dios es Absoluto. Como es total, no importa a donde lleve su atención lo único que percibe es a sí mismo. Por eso Dios no tiene nada que hacer, más que jugar a las escondidas consigo mismo; jugar a que no es Dios. Momento a momento utiliza toda su creatividad en negarse, en hacerse el loco, en esconderse, en hacerse invisible. Siendo vida, se hace el muerto, siendo consciencia se hace inocencia, siendo nada se vuelve todo. En parte ha logrado olvidarse de sí mismo, en parte le es inevitable encontrarse en todos lados. Tú eres Dios, sólo que te haces menso.


Agradezco y dedico este libro a Dios, o sea a todos: Mis maravillosos papás, Sergio y Lita, mi hermana Tihuí, mi familia sanguínea y la espiritual, mis amigos los locos, mis enemigos los cuerdos, mis ex-novias las divertidas y por supuesto a la princesa hermosa de mi cuento "La Claus". También a mis maestros dormidos y a los despiertos, la Veros, José el "Experien:Cias", Ziley, Armando, Luquín, Yinnay, Dayal, Luís Rey, Eduardo O., Oscar G. el "Karmacuate", Toño Maciel y Ponchilingas. A mis alumnos baticreativos, pacientes (muy pacientes) y a todos los que simplemente pasan junto a mí sin que profundicemos en este encuentro, pues en todos ellos experimento un poquito más de mí mismo, o sea de Dios.

2 comentarios:

sil dijo...

A eso llamo agradecimiento con creatividad, eso de incluir a todas las personas q contribuyeron a desarrollarte durante tu historia o encuentro personal, e incluir a las q no se dieron cuenta de lo q podían aprender, quizás no era su tiempo, en fin lo importante para mi es que coincido en este mundo contigo y el crear es parte de la naturaleza humana.

Jose Lupin dijo...

chido cuahutli